MJVC - Movimiento de Jornadas de Vida Cristiana

MJVC en Argentina

En el año 1966 el Padre Adolfo Ruhl y el Padre Adán Recofsky (dos Sacerdotes de la orden de los Servidores Verbo Divino) viajan a México para conocer el Movimiento de Cursillos. Allí, un sacerdote amigo del Padre Adolfo, los invita a conocer el Movimiento de Jornadas, pero ellos, de vuelta en Argentina, intentan comenzar con los cursillos, aunque recibiendo trabas y mucha oposición. Sin duda Dios tenía otros planes…, Entonces deciden implementar las Jornadas, adaptándolas a nuestra cultura e idiosincrasia, pero sin cambiar en nada su método, esencia y finalidad.

Es así que  del 17 al 20 de octubre de 1967 se realiza en Calzada la primer Jornada de Vida 
Cristiana, en la casa de retiros “El Buen Pastor” (perteneciente a la parroquia Santísima 
Trinidad, a cargo de la Orden del Verbo Divino) ubicada en la Diócesis de Lomas de Zamora, en ese entonces, bajo la dirección del Obispo Monseñor Alejandro Shell.

Muchos fueron los sacerdotes que sumaron su colaboración con este Movimiento a lo largo del tiempo, y muchos siguen haciéndolo hoy…

En un principio, y a imitación de México, se trabajaba con jóvenes de colegio secundario (4to y 5to año), enviados por los institutos, pero se dieron cuenta de que, para lograr mayor
perseverancia y la subsistencia del Movimiento, debían trabajar con gente de mayor edad, y es así que en el año 1969, comienzan a trabajar con jóvenes que ya hayan finalizado la etapa de los estudios secundarios (el límite de edades hoy se extiende desde los 18 a los 35 años de edad), independientemente de los colegios, gestándose entonces una organización propia.

A partir de ese momento, los frutos no se limitarían a una única diócesis. En el año 1970 se enteraron de la existencia del Movimiento, el Padre Juan Manuel Jorge de Morón y luego los Padres Pascual y Spinardi de Berisso, La Plata. En esos tiempos fueron llegando a Rafael Calzada para realizar Jornadas, jóvenes de otras diócesis, hasta que, más tarde comenzaron a realizarse jornadas directamente en sus comunidades diocesanas.

De ese modo el Movimiento se extendió por 25 diócesis, creando nuevas comunidades, enriqueciendo parroquias y revitalizando otros movimientos e instituciones juveniles.

A principios de los años ´70 se había puesto al frente del Movimiento en la diócesis de Pilar, lugar donde residía, el Padre Adán Recofsky, mientras que el Padre Adolfo Ruhl siempre lo condujo, desde la diócesis de Lomas de Zamora. Esta realidad siempre influyó en el hecho de que la sede del Secretariado Nacional, durante los primeros 33 años, alternara entre estas dos diócesis, siendo uno o el otro (tanto Adán, como Adolfo) Director Nacional del Movimiento.

El 3 de septiembre de 1984 el Movimiento de Jornadas de Vida Cristiana (M.J.V.C.) es 
reconocido por la E.P.A.L. (Equipo Episcopal para el Apostolado de Laicos) con lo cual, desde entonces, todos los obispos lo conocen y reconocen su incesante labor.

A lo largo de estas décadas de existencia del M.J.V.C., como es natural a lo largo de una vida, ha atravesado tantos momentos de crisis, como momentos de gran esplendor. Sin embargo nada impidió su marcha.

Nuestros queridos sacerdotes Adán Recofsky y Adolfo Ruhl, ya han marchado a la casa del Padre Celestial; primero lo hizo Adán, el día 2 de enero del año 1996 a los 69 años de edad,  mientras que Adolfo lo hizo el 26 de marzo de 2000, a los 75 años de edad.
A más de 4 décadas de la fundación del MJVC, más de 50.000 jóvenes ya han hecho su 
jornada, han surgido de ellas, más de 100 vocaciones sacerdotales y religiosas, se han 
constituido gran cantidad de matrimonios cristianos, hubo vocaciones diaconales, de laicos 
consagrados, y se han ganado para la Iglesia Jóvenes (de todas las épocas) comprometidos 
con la fe cristiana y el anuncio del Evangelio.